VICTORIAS QUE ORDENAN

  • 11 septiembre, 2022

VICTORIAS QUE ORDENAN

Llegó la primera victoria de la Sociedad Deportiva Logroñés en el curso 22-23 y lo hizo para ordenar cosas. Los blanquirrojos se llevaron el partido gracias a una recta final efervescente, unos cambios galvanizantes y la fe cierta del que nunca fue converso.

El C.F La Nucía llegó a Logroño dispuesto a rubricar un buen arranque ligero con una nueva expedición a territorios ajenos en busca del botín de la victoria. Adelantaban líneas de presión los alicantinos y replegaban con orden y achique de espacios. Por su parte, los locales monopolizaba la posesión, pero sin darle excesiva rapidez a la circulación de pelota. El resultado fue un avanzar de los minutos sin apenas ocasiones que reseñar y con los de Llona errando los tiempos en el área en aquellas aproximaciones  más peligrosas. La más clara vio a Caneda cruzar un balón de cabeza al poste derecho de la portería de Valens. Antes, Alex Salto acumuló infortunio en un balón de Víctor Ruiz que golpeó con violencia  en su rodilla y no devolvió la rótula a su sitio. Final de partido para el central de Novelda.

A la media hora de juego el guión del partido dio un giro de 180 grados. Desmarque de tiralíneas de Buenacasa a la espalda de los centrales y definición en globo ante Jero. 0-1. El gol agitó las conexiones nerviosas de los locales que se lanzaron a por el empate antes del descanso. Éste llegó de manera insospechada en la agonía del segundero. Última acción del primer acto: balón puesto desde la derecha por Monroy y Moisés García que enreda el esférico entre sus piernas para dirigirlo al fondo de las mallas. 1-1.

La reanudación se estrenó con una nueva andanada de los visitantes. Perfecta combinación en ataque, finalizada de manera magistral por Borja Calvo desde el balcón del área con un chut a contrapié del portero y ajustado al palo. El C.F La Nucía anunciaba peligro en cada acción subsiguiente al 1-2. Los visitantes tuvieron en sus manos la llave para cerrar el encuentro y se les escurrió en un remate en área pequeña que salió elevado. Los blanquirrojos aguantaban agarrados a las cuerdas en unos minutos de zozobra.

La maniobra de resurrección empezó a aplicarse desde el banquillo. Salieron Fran Sota, un debutante Cherno, Gexan, Manny y Silvente. Alas con profundidad, desborde por fuera y combinación y talento por dentro. La cosa comenzó a dar señales de vida por la banda del guineano, todo desparpajo y una asombrosa facilidad para el quiebro en carrera. A la verticalidad de Cherno le acompañó la presencia ofensiva de Gexan y la movilidad entre líneas de Fran Sota. El de la Aldea se vio con un balón rechazado en el borde del área grande y de potente derechazo subió el empate al marcador. La balanza empezaba a decantarse hacia el bando local y Unzueta terminó de romper el equilibrio con una internada en el área. Entre un bosque de piernas, el delantero de Abadiño se fue al suelo y el árbitro decretó penalti. Iker clavó la ejecución de Amorebieta: saltito previo al golpeo, portero a un lado, esférico al otro. Éxtasis colectivo.

La Sociedad Deportiva Logroñés remontaba el partido, sumaba los primeros puntos del año futbolístico y cargaba de argumentos su propuesta para esta temporada. Todo volvía a su ser. Todo volvía al orden.

Ficha técnica:

SD Logroñés: Jero, Paredes (Manny, 62’), Pablo Monroy (Gexan, 62’), Caneda, Víctor Ruiz, Borja Mtez., Alain Ribeiro (Fran Sota, 55’), Diego Esteban, Samanes (Silvente, 72’), Madrazo (Cherno, 55) y Unzueta.

C.F La Nucía: Valens, Romera, Ángel López, Dasquet, Fer Pina, Buenacasa (Jorge García, 62’), Isma Gutiérrez, Javi Martín (Javi Cabezas, 74’), Álex Salto (Marcos Bustillo, 23’), Borja Calvo (Aketxe, 74’) y Moisés García.

Árbitro: Aimar Velasco. Amonestó a Jaime Paredes, Diego Esteban y Fran Sota por parte local y a Ángel López, Valens, Ismael Gutiérrez y Moisés por parte visitante.

Incidencias: 712 espectadores en el municipal de Las Gaunas. Mal estado del césped.

SD Logroñés