CRÓNICA: LOS RECTÁNGULOS DE URRITXE

  • 4 de September de 2022

LOS RECTÁNGULOS DE URRITXE

La explicación a lo ocurrido hoy en Urritxe se encuentra en dos geografías gemelas: las áreas de la casa de la S.D. Amorebieta. Allí dilapidó la S.D. Logroñés cualquier crédito para sumar algo positivo en su visita al municipio vizcaíno.

Los blanquirrojos saltaron al césped con las ideas muy claras y una ejecución vistosa. Atacaron por la banda de Madrazo –hoy la derecha-, lo hicieron por el ala de Samanes, gobernaron el ataque con la brújula de Diego Esteban y se hicieron con el dominio de la franja ancha moviendo la pelota con criterio, velocidad y precisión. A los 15 minutos ya perdían 2-0.

Madrazo, en disparo junto al palo; el propio Jon remitiendo un centro para empujar; Ribeiro peinando un envío diagonal venenoso; de nuevo Madrazo cabeceando fuera un gol que se cantaba en la grada visitante; Samanes ajustando al palo derecho y Diego Esteban, dibujando desde medio campo una parábola repelida por el larguero. El desempeño ofensivo de los logroñeses fue tan abrumador como ineficaz. Enfrente, optimizaban recursos a golpe de martillo pilón: Toni Herrero, olvidado en la marca, fusiló un córner con la testa; Borja Martínez saludó al infortunio despejando a la propia red un remate de Jauregi e Izeta trazó con precisión milimétrica un disparo curvo. 3-0 y la estupefacción instalada entre los riojanos. Sólo Unzueta, de penalti, puso algo de cordura al marcador antes del descanso.

La vuelta de vestuarios asistió a una continuación del primer acto, aunque con las revoluciones algo más bajas. Continuó avisando el Logroñés por banda izquierda mientras el Amorebieta seguía a lo suyo: besar a todos los santos en cada llegada. El mejor ejemplo lo protagonizaron Rayco e Iturraspe. Apenas unos segundos después de salir del banquillo hicieron el cuarto en sociedad limitada. El primero bajo un balón cerca de la frontal, se dio la vuelta y vio la llegada indetectable del Gorka quien definió con solvencia. 4-1.

El partido aún nos dejó un par de detalles de su identidad indescifrable: la Sociedad se atrevió en Urritxe a acortar distancias en un córner ensayado y Manny presentó credenciales por banda izquierda como si llevara meses compartiendo entreno con sus compañeros. La recta final se fue agotando con los blanquirrojos intentándolo con menos clarividencia y un Amorebieta viviendo de rentas pasadas.

Con el final llegó también la confirmación de una intuición que se fue cargando de argumentos a medida que avanzaba el partido: ganó el que dominó ambos rectángulos y sufrió castigo –quizás excesivo- aquel que no pudo confirmar en esos territorios una propuesta tan brillante en vanguardia como aún imperfecta en retaguardia.

Ficha técnica:

SD Amorebieta: Marino, Mier (Víctor López, 84’), Murúa, Xiker (Juan Rodríguez, 75’), Albisua, Izeta, Seguín (Rayco, 60’), Jauregui (Iturraspe 60’), Cantón, Toni Herrero, Dorrio (Buján 75’).

SD Logroñés: Jero, Paredes (Manny, 64’), Gexan (Pablo Monroy, 64’), Caneda, Víctor Ruiz, Borja Mtez., Alain Ribeiro (Fran Sota, 64’), Diego Esteban, Samanes (Emilio, 70’), Madrazo (Silvente, 64’) y Unzueta.

Árbitro: Imanol Irurtzun. Amonestó a Mier y Xiker por parte local y a Borja Martínez y Víctor Ruiz por parte visitante.

Goles: 1-0, min. 4, Toni Herrero; 2-0, min. 15, Borja Martinez (p.p); 3-0, Izeta, min 44; 3-1, Unzueta, min. 45; 4-1, Iturraspe, min. 62; 4-2, Unzueta, min. 71

Incidencias: partido disputado en un terreno de juego en buenas condiciones. Mañana soleada y presencia de medio centenar de aficionados riojanos.

SD Logroñés