EL PRINCIPIO DE PARETO

La Sociedad Deportiva Logroñés estrena 2023 con una amplia derrota en Zubieta ante la Real Sociedad B. Los logroñeses fueron sacudidos por tres descargas letales de los donostiarras en una primera parte en la que la propuesta riojana parecía imponerse hasta que los locales abrieron el grifo de los goles.

En una de sus aplicaciones, el Principio de Pareto sostiene que el 20% de todos los esfuerzos es el que realmente produce el 80% de los resultados, o dicho de otra forma, el 80% de nuestras acciones no tienen apenas consecuencias en los resultados obtenidos. Una premisa perfectamente válida para analizar la visita de la Sociedad Deportiva Logroñés a la cuna del talento txuri-urdin.

Los de Llona anunciaron su llegada a Zubieta 7 con su tradicional tarjeta de visita: gusto por la posesión, dinamismo en la circulación de balón, superioridad en la franja ancha y ala profundas. A todo ello acompañaron además las ocasiones. La primera provocada por un error en la salida de balón del guardameta donostiarra al que Diego Esteban no pudo superar en un disparo escorado y la segunda, la más clara, en un tiro a la media vuelta de Samanes. Manny porfió por un balón que la defensa no terminaba de alejar del área y cedió al de Berriozar cerca del punto de penalti. La cara de Arana despejó un balón que llevaba firma de 0-1.

Tras estos dos avisos no había previsión sensata que anunciara temporal sobre la portería riojana. Sin embargo, a la calma y superioridad visitantes de los primeros 20 minutos siguió la galerna perfecta de los vascos. En el 21, Maguna recogió de primeras un rechace de Caneda para colocar el esférico a la derecha de Jero; seis minutos después, Martón apuntaba al palo izquierdo para dibujar el segundo y en el 41 Agirre, tras pérdida de Víctor Ruiz, avistaba un espacio bajo el cuerpo del guardameta lorquino para rubricar el naufragio. 3-0 y una certeza asumida por la Sociedad Deportiva Logroñés: hoy le tocaba protagonizar ese 80% de esfuerzo que no produce resultados.

Era inevitable que la segunda parte viniera marcada a fuego por un marcador que se antojaba tan excesivo para los méritos de unos como implacable para los desajustes de otros. Salieron Monroy y Ribeiro para afilar el ataque blanquirrojo y después Silvente, Castri y Thompson para intentar abrir una vía de ascenso al muro de piedra donostiarra. Hubo intentos, pero las presas de escalada resbalaban y la gravedad hacía el resto. La ocasión más clara para los de Llona vino acompañada de polémica. Remató Manny un barullo en el área y González de Zarate con el brazo salvó en línea de gol. El remate posterior de Sarriegi a las mallas quedaba anulado por fuera de juego.

Por parte local, los acercamientos al área de Jero se espaciaron en el tiempo, dejando tan sólo como bagaje secundario un disparo envenenado de Olasagasti que no encontró portería y un mano a mano de Balda bien resuelto por el de Lorca.

El partido anunció su final con una Real Sociedad felicitándose por su efectividad y una Sociedad Deportiva Logroñés a la que -al igual que sucediera en Urritxe- terminaron por dolerle las áreas.

Ficha técnica:

Real Sociedad B: Arana, Gabilondo, Jonathan Gómez, Arambarri, García de Zárate, Maguna (Balda, 78’), Olasagasti, Martón (Azkune, 70’), Cantero, Gorrotxategi (Tejeira, 78’) y Agirre (Garrido, 63’)

S.D. Logroñés: Jero, Manny, Gexan (Monroy, 59’), Caneda, Víctor Ruiz, Sarriegi, Borja Martínez, Emilio (Ribeiro, 59’), Samanes (Castri, 71’), Diego Esteban (Thompson, 85’) y Unzueta (Silvente, 71’).

1-0 (Maguna, 21’), 2-0 (Martón, 27’), 3-0 (Agirre, 41’)

Árbitro: Alberto Gómez Lameiro. Amonestó por parte local a Maguna y Tejeira y por parte visitante a Caneda, Diego Esteban y Silvente.

Incidencias: presencia de algo más de un centenar de aficionados blanquirrojos en el campo 7 de Zubieta.

SD Logroñés