Trabajo y punto

Sociedad Deportiva Logroñés y Centre d’Esports Sabadell esquivaron sus propias estadísticas para ofrecer un 0-0 improbable a tenor del desempeño ofensivo y defensivo de ambas escuadras hasta la fecha.

Estrenaba historia el duelo entre vallesanos y riojanos en la Nova Creu Alta y lo hizo en origen con la timidez de dos recién conocidos. Ni blanquirrojos ni arlequinados se atrevían a mostrar su perfil más descarado, ese que les ha llevado a ser dos de los equipos más goleadores del grupo II.

Raúl Llona tuvo que rediseñar el dibujo táctico a causa de un imprevisto en túnel de vestuarios: Manny no encontró buenas sensaciones en el calentamiento y su puesto lo ocupó definitivamente Jaime Paredes.

La primera parte fue un inocente juego de manos. Azón y Sergi Puig se instalaron en ubicaciones privilegiadas para seguir el partido con asombrosa comodidad. Destacó más la solvencia defensiva de Monreal y la brega de Borja Martínez que el afán atacante. Por parte local, novedades ofensivas igual de intrascendentes. Los 45 primeros minutos se difuminaron con una pifia de Dieste con todo a favor en área pequeña y una mediavuelta de Silvente, que no encontró los tres palos, como todo bagaje.

La vuelta al maltrecho césped de la Nova Creu Alta significó un paso adelante de los catalanes y un plegar velas y espera la contra de los logroñeses. Ambas cuestiones anduvieron más cerca de la intención que de una realidad incontestable, sólo las faltas en la frontal del área de Azón parecían empeñarse en alterar el pulso comatoso del partido.

La ruleta de cambios no modificó el aspecto plano del choque. Moha Keita fue el único que presentó una propuesta tan revoltosa como imprecisa mientras la propuesta expedicionaria de los de Llona en el segundo acto fue un balón tenso de Diego a Unzueta y un disparo de Emilio de trayectoria ascendente.

El tramo final de encuentro asistió a un ejercicio defensivo sin fisuras por parte de la Sociedad Deportiva Logroñés –cerrando con tres centrales- y al empecinamiento desordenado del Sabadell. Esta vez las estadísticas, que anunciaban marcador opulento, terminaron resignadas a la famélica justicia del 0-0.

Ficha técnica:

C.E. Sabadell F.C: Sergi Puig, Morgado, Altimira, Dieste (Delgado, 69’), Pelayo (Sergi, García, 78’), Pau Víctor, Vergés, Gurdiel (Vargas, 78’), Alberto Fernández (Gualda, 45’), Álex Sala y Artals (Keita, 61’)

S.D. Logroñés: Azón, Monroy (Gexan, 87’), Paredes, Monreal, Víctor Ruiz, Borja Martínez, Sarriegi (Caneda, 77’) Ribeiro (Fran Sota, 63’), Diego Esteban, Emilio y Silvente (Unzueta, 63’)

Sin goles.

Árbitro: Álvaro Rodríguez Recio. Amonestó a Vergés y Dieste por parte local y a Paredes, Monroy, Monreal, Víctor Ruiz y Azón por parte visitante.

Incidencias: Césped en malas condiciones. Presencia de cerca de medio centenar de aficionados logroñeses.

SD Logroñés.