LA LEY DE LA FRONTERA

LA LEY DE LA FRONTERA

La Sociedad Deportiva Logroñés estrena el casillero de empates después de once jornadas. Los blanquirrojos, acumularon ocasiones para haber asaltado la diligencia en Irún, pero a punto estuvieron de sucumbir a la ley de la frontera.

Los visitantes, menos aliados con la posesión que en otros escenarios, comenzaron el encuentro asustando. Borja Martínez dio sutileza a un libre directo que Irazusta agradeció en su escasa potencia. Fue la primera de una triada de ocasiones que vio a Unzueta cruzar a media altura un mano a mano y a Samanes abrazar la duda en un pase de gol que no llegó a destino.

De los locales, noticias confusas. Sus aproximaciones al área de Azón se diluían en imprecisiones y sólo Gagua vio algo de luz en un balón profundo cuyo remate apuntó más a la grada sur. Descanso.

La reanudación nos dejó un destello que, durante muchos minutos, amenazó con ser losa de mármol para la tumba riojana. Nacho Sánchez sublimó el arte del control orientado para girarse y golpear al palo largo de Azón. Desenfundaban antes los txuribeltz y lo hacían precisando el tiro. 1-0

No hincó la rodilla la Sociedad Deportiva Logroñés en la calle principal y respondió con ráfagas tan furiosas como imprecisas. Emilio encomendó a Irazusta la labor de héroe en un mano a mano claro, Samanes disparó cruzado buscando un rebote amigo y Unzueta fogueó en área pequeña ante una defensa excesivamente pasiva.

El reloj –que no el juego ni las ocasiones- iba tomando las medidas al ataúd logroñés cuando Monroy precisó un envío desde el lateral para que Silvente, inteligente y rápido, desenfundara, golpeara martillo con la palma de la mano y atravesara escuadra rival con precisión de plomo.1-1.

El empate cerraba un encuentro en el que la Sociedad Deportiva Logroñés supo sobrevivir a los códigos de la frontera donde el que primero dispara suele celebrar en la cantina. Esta vez los logroñeses pudieron, primero, quitarse el polvo de un impacto inesperado y, después, aprovechar la última bala de la recámara.

Ficha técnica:

Real Unión Club: Irazusta, Kijera, Montoro, Iván Pérez, Quique Rivero, Aramburu, Espigares, Gagua (Parada, 77’), Nuñez (Luque, 84’), Nacho Sánchez y Aguirre (Jon Ander, 77’)

S.D. Logroñés: Azón, Paredes (Silvente, 81’), Caneda, Sarriegi (Ribeiro, 64’), Samanes, Unzueta, Diego Esteban (Fran Sota, 76’), Víctor Ruiz, Borja Martínez, Gexan (Monroy, 64’) y Cherno (Lozano, 46’).

1-0 (Nacho Sánchez, 50’), 1-1 (Andrés Silvente, 88’)

Árbitro: Jaime Ruíz Álvarez. Amonestó a Irazusta, Montoro, Chema Núñez, Parada y Rivero por parte local y a Víctor Ruiz por parte visitante

Incidencias: Césped excesivamente blando y resbaladizo. Presencia de medio centenar de aficionados blanquirrojos.

SD Logroñés